Cómo tratar el cabello seco

Cómo tratar el cabello seco

En general, el cabello seco se parte con mucha facilidad, es difícil de desenredar y presenta una ausencia total de brillo. Al tocarlo, su tacto nos recuerda a la paja. ¿La razón? Ya no está protegido por la grasa capilar que normalmente lo cubre y se vuelve seco, fino y permeable. Sin la cobertura que le proporciona la grasa capilar, la cutícula (normalmente lisa y uniforme) se vuelve áspera y porosa. Por lo tanto, el agua que contiene la fibra capilar se escapa a través de las pequeñas fisuras de la fibra y al final el cabello acaba deshidratándose.

Generalmente, todos los cabellos rizados son secos y a medida que el rizo se acerca a la raíz (cuero cabelludo), será más seco y ahí tendrás doble problema: el primero será tu cabello, al que tendrás que dedicarle especial cuidado y donde deberás hidratar y armar tus rizos. El segundo problema será el cuero cabelludo, que también tendrá esa tendencia a estar reseco.

Si tienes el cabello seco, te ayudaremos con estos prácticos consejos para que tengas esa melena soñada.

1. Evita lavar tu cabello muy seguido 

No te laves cada día el cabello, con cada lavado eliminas la película lipídica que lo protege. Como norma general, lava tu cabello lo menos posible, solo cuando sea realmente necesario.

2. Masajea tu cuero cabelludo

Sí, ¡como lo lees!, masajear tu cuero cabelludo activará la circulación sanguínea y estimulará la creación de sebo o grasa capilar, que es lo que te falta.

3. Trata de lavar tu cabello con agua fría o templada 

Evita aclararte el cabello con agua demasiado caliente porque lo debilita y favorece el quiebre. Opta por una temperatura tibia. Para conseguir más brillo y suavidad, acaba el aclarado de las puntas con agua fría.

4. Utiliza solo productos para tu tipo de cabello 

Asegúrate siempre de que el shampoo, acondicionadores y mascarillas sean para cabello seco, evita usar mouse o lacas que contengan alcohol, esto solo empeorará lo seco de tu cabello.

5. Evita peinarte con el cabello húmedo

El cabello húmedo o mojado es muy frágil. Desenreda primero el cabello mojado con un peine de púas largas. A continuación, puedes utilizar un peine más fino para acabar de desenredar suavemente tu cabello.

6. Utiliza siempre protector de calor 

Si vas a utilizar planchas o secadores, asegúrate de usar protector de calor, estos productos son poderosos aliados a la hora de proteger el cabello del calor.

Si sigues todos estos consejos, ¡te aseguro que muy pronto veras resultados realmente increíbles! Te recomendamos seguir el asesoramiento de nuestros estilistas, que sin duda quieren lo mejor para tu cabello.

Compartir este post

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Para estar informado sobre promociones y noticias

    Abrir chat